David Caminada: “Los diarios online son el socio para que la prensa tradicional siga funcionando”

Licenciado en Derecho y en Periodismo por la UAB, David Caminada ha  trabajado como periodista para los diarios AVUILa Vanguardia y para la agencia de noticias  EFE. Ha cubierto como enviado especial el 11-S en Nueva York, el proceso de paz en Irlanda del Norte y los avances hacia una jurisdicción universal en derechos humanos. Actualmente es profesor en la UPF y colabora en la edición en papel del Clarín, el principal diario generalista de Argentina y uno de los más importantes en el mundo hispanohablante. Charlamos con él sobre el cambio que ha supuesto la irrupción de internet en los medios de comunicación tradicionales.

 ¿En qué momento Clarín inició su edición online?

Clarín empezó a introducirse en internet, como la mayoría de diarios internacionales, hacia mediados de la década de los 90. En aquel momento, muchos medios se iniciaron en el mundo online, pero de una forma muy discreta. Nadie se atrevía a arriesgar porque existía una cierta incertidumbre, no se sabía que iba a pasar en el futuro. Paradójicamente, parece ser que esa situación ha regresado, aunque hoy en día ha desaparecido en cierta forma ese miedo inicial al cambio.

¿Existen diferencias entre la versión en papel y la versión online de Clarín?

Sí que es verdad que el diario en papel tiene una cierta personalidad que no tiene el online. Pero la tendencia, que se está viendo más en los últimos años, es la retroalimentación. Aprovechan cosas el uno del otro, lo que resta en la edición impresa se complementa en la web y viceversa. Esto lo están llevando a cabo muchos grupos mediáticos, no solo el Clarín. Buscan que del papel se pueda aprovechar un tema para que salga por la televisión, para que se escuche a través de la radio…

¿Qué posición de mercado ocupa el diario Clarín en la web?

Según comScore MMx, que se encarga de medir la audiencia que tienen los principales diarios en el mundo de América Latina y España, Clarín es el tercer medio online en número de vivitas. Tiene un total de 9’4 millones de usuarios únicos, después de El País y El Mundo. Por lo tanto, esto se traduce en que es uno de los líderes de Internet en el mundo hispanohablante.

¿Qué significó internet en un primer momento para los medios de comunicación?

En un principio, Internet se utilizaba para colgar el material que se hacía en la versión en papel. No existían contenidos propios producidos especialmente para la web y tampoco se tenía en cuenta la interactuación con los lectores más allá de las cartas que estos enviaban a la redacción.

Efectivamente, una de las críticas que se hace a los sitios online de los principales diarios es que no han sabido adaptar sus piezas al mundo de Internet. ¿Se debe escribir de forma diferente dependiendo de si la pieza está orientada al mundo online?

A lo largo de los años, los profesionales del sector se han dado cuenta que es necesario desarrollar otro tipo de organización y redacción para la versión online, y esto cada vez se tiene más en cuenta.

A partir de ahora estará muy claro que un texto ha de ser o muy corto, para una lectura muy superficial, o muy largo. Aun así, el texto siempre debe estar bien escrito, independientemente de la extensión. Para una noticia en papel utilizarás texto, fotos y un complemento, y en Internet, pondrás texto, fotos, gráficos interactivos, hipervínculos… Tendrás que trabajar con otras formas y géneros diferentes. El texto es el mismo pero cambia la forma de explicarlo.

Los últimos años se sigue debatiendo la cuestión de si los medios deben permitir o no los comentarios de los usuarios. El Clarín online, de momento, sí que los permite. ¿Esto es una ventaja o un inconveniente?

Parece que el presente y el futuro pasan por dejar participar más a los lectores en el propio producto periodístico y que las empresas acabaran siendo proveedoras de contenido. Antes leías una noticia en el diario, pero ahora puedes consultarla en la web, en Facebook, en Twitter… Con este nuevo ecosistema, ¿Qué presencia tiene el diario digital o en papel? Ha pasado a ser proveedor de contenidos, como puede serlo una empresa.

Entonces… ¿Es real el mito amor-odio entra la prensa en papel y la prensa online?

Tradicionalmente, la prensa escrita siempre ha visto a los diarios digitales como un enemigo. Esto ha cambiado en los últimos tres años, porque se ha visto que si no eres fuerte en Internet, desapareces del papel. Ahora las empresas intentan ser muy fuertes en Internet y que esta presencia fuerte en las redes les mejore la imagen y el posicionamiento del diario en papel. Se ha cambiado el chip: el online ya no es el enemigo, sino el socio inevitable para que el negocio de la prensa tradicional pueda funcionar bien.

La caída de inversión publicitaria en los diarios impresos es un problema evidente. ¿Esto también ha sucedido en internet?

En la prensa se ha producido una gran caída, y en internet los precios siguen siendo bastante bajos. Supongo que a medida que el uso del soporte de Internet se consolide, probablemente los precios se estabilizaran a la alza y no a la baja, pero solo en los medios que tengan una audiencia muy clara.

Además, actualmente está ganando terreno el concepto de branded content, la publicidad hecha por los propios usuarios. Por ejemplo, Coca Cola presenta un nuevo producto y convoca un concurso para que sus consumidores hagan videos originales sobre el producto y los mejores son colgados en la red. Los propios diarios podrán incorporar esta idea en sus productos.

¿Qué va a suceder con la discutida barrera de pago, al final la acabarán implantando todos los medios?

En un inicio, diarios como “El País”, “El Mundo”, el “New York Times”… optaron por ofrecer todo su contenido online gratuito. Más tarde, algunos de ellos decidieron establecer un canon para sus usuarios. Esto conllevó una un descenso espectacular de las entradas en la web, y por ello, debieron retroceder.

Ahora parece que es más efectiva la  tendencia de los diarios americanos; una vez definen muy bien el segmento de público o de mercado al cual se dirigen y una vez tienen muy claro qué les tienen que ofrecer; la tendencia es que una parte sea gratuita y la otra sea de pago.

En el mundo anglosajón, si pensamos en el canon que se paga por la BBC, es mucho más común pagar para subvencionar a los medios de comunicación. En el mundo hispano, la cultura de lo gratuito aun está bastante arralada.

¿Existe una diferencia real entre la prensa sudamericana y la prensa europea?

El periodismo de América Latina tiene mucho más del Tabloide de la prensa anglosajona que del periodismo de calidad de “El País” o de “New York Times”. Es un tipo de periodismo más agresivo tanto en el aspecto de contenido, como en el de diseño y presentación. En parte lo que buscan es el “clic”, y este pasa por un título que exagerado y que sorprenda. Si pones un tema muy intelectual y un título aburrido, la gente no hará “clic”.

¿Se nota la diferencia de desarrollo entre medios online de países de América Latina y de otras partes del mundo?

Hasta ahora en América Latina el desarrollo tecnológico no era tan rápido como en la Europa Continental o Estados Unidos. Por este motivo, los diarios allí aun son rentables, no como aquí, que dependen de las subvenciones y se ha roto el modelo de negocio. De momento en América Latina diarios como Clarín ganan dinero y no se plantean si cerrar o no.

¿Cuáles son los proyectos de futuro del diario Clarín?

Evidentemente, como uno de los grupos mediáticos con más poder de Argentina, quieren crecer. A medio plazo tienen dos prioridades: por una parte, la integración de todo el grupo y la construcción de sinergias conjuntas. Y por otra parte, adaptarse a las nuevas tecnologías. A largo plazo, puede que busquen expandirse hacia nuevos segmentos de público y nuevas oportunidades de negocio. Se tendrá que ver, si de momento sólo crece en el mercado hispanohablante o si se plantea expandirse hacia el norte, a un mercado americano.

¿Internet es el futuro del periodismo? ¿Acabarán desapareciendo los diarios en papel?

En mi opinión, aquellos que tengan un público definido y se adapten a lo que busca su audiencia no tienen por qué desaparecer. Pero sí que es verdad, que otros diarios que existen actualmente, a no ser que las subvenciones los rescaten, puede que cierren en los próximos diez años porque no serán viables.

Muchas gracias!

Puedes ver fotografías de la entrevista aquí.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s